domingo, 11 de febrero de 2018

DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER Y LA NIÑA EN LA CIENCIA 2018




El día 11 de Febrero se celebra el día internacional de la mujer y la niña en la ciencia.

Ronna Hertzano y Francisco de Goya

Recordamos en este día la aportación de los estudios realizados por Ronna Hertzano profesora asociada al departamento de Otorrinolaringología de la Universidad de Maryland sobre la enfermedad del genial pintor  Francisco de Goya.

La investigadora sostiene que Goya sufrió probablemente el Síndrome de Susac.

El Síndrome de Susac está compuesto por encefalopatía, déficit visual por oclusión de la artería de la retina y  déficit auditivo debido a una microangiopatía de etiología autoinmune que afecta a pequeñas arterias. El déficit auditivo es bilateral asimétrico y afecta a frecuencias medias y bajas. Pueden obtenerse imágenes  en RM sugestivas cuando se detectan lesiones en sustancia blanca y gris.

La historia natural puede tener diferentes formas de manifestación, una forma monocíclica con remisión, forma remitente-recurrente con intervalos de año y forma crónica continuada.
Los tratamientos propuestos se basan en dosis de corticoides e inmunosupresores, si bien hay alguna propuesta de tratamiento con rituximab sin estar  todavía admitido como tratamiento estándar. 

El déficit auditivo en la mayoría de las ocasiones persiste junto con acúfenos que provocan importante alteración en la calidad de vida del paciente.

Ronna Hertzano


martes, 6 de febrero de 2018

lunes, 5 de febrero de 2018

Comparación sobre la efectividad de sutura transseptal versus taponamiento nasal en septoplastia: revisión sistemática y metaanálisis


Durante el mes de Febrero realizaremos una serie de sesiones de actualizaciones de cirugía nasal enfocada al síntoma obstructivo. Para empezar a ilustrar estas sesiones hoy revisamos un articulo publicado en 2017 interesante sobre el taponamiento nasal y sus posibles alternativas.

Comparison on effectiveness of transseptal suturing versus nasal packing after septoplasty: a systematic review and metaanalysis
WeiWei Wang · BaoCheng Dong
Eur Arch Otorhinolaryngol (2017) 274:3915–3925


Comentario

Los autores inician el artículo exponiendo las cusas por las que se utilizan los taponamientos nasales después de septoplastia. Entre estas causas se encuentran prevenir el sangrado posquirúrgico, las sinequias, los hematomas, favorecer la estabilización del septum cartilaginoso, evitar desplazamientos del colgajo y minimizar la recurrencia de la desviación septal. Los inconvenientes incluyen naúseas, dolor, molestias para dormir, dificultad para comer, incluso infección posoperatoria, síndrome tóxico y otras complicaciones.  Entre estas complicaciones señalar el estimulo reflejo nasopulmonar,  que origina cambios en la tensión arterial que dan lugar a espasmos bronquiales y ocasionalmente a síntomas de hipoxia. Las alternativas al taponamiento nasal incluyen aplicación de  sustancias tipo fibrina o férulas de silicona entre otras. La sutura transseptal ha ido ganando aceptación. Es también una técnica efectiva en el control del sangrado y del hematoma septal posquirúrgico. Comparativamente con el taponamiento nasal evita a los pacientes dolor y ansiedad durante la extracción del taponamiento.
Los autores recuerdan que tanto el taponamiento como la sutura septal deterioran la actividad mucociliar si bien esta última tiene un menor efecto. Sin embargo retirar la sutura puede causar también disconfort y prolonga la cirugía, ya que es más laboriosa que la colocación de taponamientos.

Conclusión

Aunque los autores indican las limitaciones en este metaanálisis como las diferentes técnicas de septoplastia de los diferentes estudios, incluir o no turbinoplastia de rutina, la ausencia de una recogida sistemática del grado de desviación  y periodos de seguimiento variados concluyen que hay cierta evidencia de que  la sutura septal se asocia a menor dolor, menos cefaleas y menor incidencia de sinequias.

Podéis encontrar el articulo original a través de la Biblioteca del SAS.


Artículo  seleccionado y comentado por Eulalia Porras.

domingo, 21 de enero de 2018

Estudio epidemiológico del cáncer de laringe en EEUU


En esta ocasión y para ilustrar la ultima sesión sobre indicadores de cáncer de cabeza y cuello no vamos a comentar un articulo concreto sino exponer los datos que aportan el NIH (National Cancer Institute) y algunos comparativos de Globocan referidos a España. El valor es su actualización y su comparación evolutiva a lo largo del tiempo.



Los datos de incidencia como ya es conocido no son extrapolables a Europa pero si tienen un gran interés porque fue en EEUU donde se inician los programas de organopreservación y por lo tanto donde mayor tiempo llevan recogiendo resultados.

Los resultados del proyecto Globocan de la International Agency for Research on Cancer comparativo por países quedan reflejados de forma general en estos gráficos.


Podéis encontrar la información libre en la web en las siguientes direcciones:
http://globocan.iarc.fr/Pages/online.aspx.
https://seer.cancer.gov/statfacts/html/laryn.html.

martes, 9 de enero de 2018

lunes, 8 de enero de 2018

Sesiones Clínicas Febrero Marzo 2018

2018
FEBRERO-MARZO
SESIONES  CLÍNICAS
DOCENTES
ACREDITADA
6/02/2018
Actualización en Cirugía Nasal: Pruebas diagnósticas en el síntoma de obstrucción nasal.
Dr. Almagro
Si
13/02/2018

Actualización en Cirugía Nasal: Manejo terapéutico de la patología de cornetes.
Dr. Almagro
SI
20/02/2018
Actualización en Cirugía Nasal: Manejo terapéutico de la desviación septal.
Dr. Benito
Si
13/03/2018
Actualización en Cirugía Nasal: Manejo terapéutico de la perforación nasal.
Dr. Rodríguez Pérez
Si
20/03/2018
Actualización en Cirugía Nasal: Papel de  la rinoplastia en la cirugía funcional nasal.
Dr. Almagro
SI

Nutrición en pacientes con cáncer de cabeza y cuello


Comentamos algunos aspectos interesantes de la guía  de consenso sobre el manejo nutricional del paciente con cáncer de cabeza y cuello en Reino Unido.

Nutritional management in head and neck cáncer: United Kingdom National Multidisciplinary Guidelines
B Talwar, R Donnelly, R Skelly, M Donaldson
The Journal of Laryngology and Otology  2016, 130 (Suppl. S2), S32-S40.

Comentario      

En esta  guía se establecen una serie de recomendaciones para el manejo nutricional de los pacientes con cáncer de cabeza y cuello.

La pérdida de un 10% de peso o mayor en los seis meses previos es un dato sencillo de recoger en la historia clínica y constituye un síntoma de alarma para considerar la posibilidad de malnutrición. La malnutrición lleva asociada un aumento de la morbilidad que resumimos: 
  • Incremento del riesgo de infección.
  • Retraso en la cicatrización.
  • Afectación de la función cardíaca y respiratoria.
  • Debilidad muscular.
  • Depresión.
  • Resultados peores en el cuestionario de calidad de vida.
  • Incremento de las complicaciones posquirúrgicas.
  • Respuesta menor a la quimioterapia y radioterapia.
  • Incremento de la tasa de mortalidad.
Desde un punto de vista general las necesidades energéticas en pacientes con cáncer se estiman en 30 kcal/kg/día y 1,2 g de proteína /kg/día. Estos cálculos sufren cambios en pacientes con obesidad mórbida, malnutridos o en pacientes quirúrgicos.

Centraremos las recomendaciones nutricionales en pacientes que serán intervenidos quirúrgicamente como parte del manejo terapéutico.

Las indicaciones para iniciar un soporte nutricional preoperatorio son las siguientes:
  • Pérdida de peso >10-15% en 6 meses.
  • Indice de masa corporal < 18,5 kg/m2.
  • Albúmina en suero < 30 g/l.
  •  Dificultad de mantener la ingesta por encima del 60 por ciento recomendada durante más de 10 días.
En estos pacientes se indica soporte nutricional durante 10-14 días previos a la cirugía. Incluso sea conseja  en ocasiones utilizar nutrición enteral si existe dificultad con la nutrición por vía oral. Se recomienda una dieta rica en carbohidratos. Con respecto a la utilización de alimentos inmunomoduladores que contienen aminoácidos, nucleótidos y lípidos, no existe evidencia de beneficios preoperatorios. Existen algunos estudios preliminares sobre el soporte nutricional enriquecido con N-3 y su impacto en mejorar los resultados nutricionales de peso, masa corporal, reducción de infecciones posoperatorioas  y estancia hospitalaria.

Durante el posoperatorio  de una laringectomía  se recomienda iniciar la alimentación dentro de las primeras 24 horas posterior a la cirugía.

El soporte de nutrición enteral mediante gastrostomía es recomendada en pacientes con previsión de mantenimiento de sonda de alimentación durante más de cuatro semanas.
Las recomendaciones también incluyen algunas puntualizaciones sobre la alimentación en caso de lesión del ductus torácico y salida de linfa a través  de la herida cervical. Los autores recuerdan que es una eventualidad rara con una incidencia de 1-2% en los vaciamientos cervicales radicales y que el diagnóstico de linfa se produce cuando el nivel de triglicéridos es > 110 mg/dl en el fluido cervical.  A pesar de la inexistencia  de un consenso generalizado ante esta eventualidad, se recomienda nutrición libre de componentes grasos o utilizar triglicéridos de cadena media. En algún caso con un volumen superior a 1000 ml puede considerarse la posibilidad de nutrición parenteral. Si la cifra es < 50 mg/dl se descarta que el fluido corresponda a linfa a menos que el paciente este malnutrido inicialmente.
 
El impacto en la calidad de vida se mide por los cuestionarios validados específicos de pacientes con cáncer de cabeza y cuello en relación con la posibilidad de comer y beber . No existe un apartado específico en estos cuestionarios  que relacione el estado nutricional y el soporte nutricional  aportado con la calidad de vida percibida.

Por último comentar el  concepto  de síndrome de realimentación por ser poco conocido. Consiste  en las alteraciones metabólicas que se producen como resultado de la reintroducción de la nutrición en pacientes con severa malnutrición. El principal hallazgo es la hipofosfatemia  aunque puede acompañarse también de niveles de sodio alterados, déficit de tiamina, hipomagnesemia, hipopotasemia y cambios en los niveles de proteína y glucosa. En pacientes donde existe dicho síndrome es necesario antes de inicial la alimentación administrar tiamina oral, vitamina B y complejos vitamínicos. Posteriormente se comenzará con cantidades pequeñas  (0.0418Mj/kg/día) con un aumento suave progresivo.

Podéis encontrar el articulo original a través de la Biblioteca del SAS.

Artículo  seleccionado y comentado por Dra. Eulalia Porras.